Image Alt

Evaluación socioemocional

Habilidades socioemocionales

Objetivos

Evaluación que se orienta a recoger la percepción de estudiantes y profesores sobre su desarrollo personal y social en el espacio escolar.
De esta manera se complementa al proceso académico, y permite una visión más integral.
Nuestra sociedad pide y exige ampliar la mirada sobre lo que se entiende por calidad en Educación, promoviendo un cambio por reconocer el valor de los vínculos y las emociones en el desarrollo de nuestros estudiantes en el contexto escolar. Frente a este desafío, cada vez con mayor insistencia, se le solicita a los colegios y escuelas, desarrollar un proceso formativo e integral que entregue a los estudiantes una experiencia enriquecedora y aportadora a su desarrollo personal[1].
Este énfasis esta dado no solo por una preocupación por el bienestar socioemocional de los estudiantes, sino que además porque se ha comprobado su alto impacto en el rendimiento académico, la asistencia, incluso en las expectativas laborales futuras de los estudiantes.
¿Cómo?
A partir de un cuestionario para estudiantes (desde tercero básico) se miden tres variables socioemocionales: autoestima, motivación, y clima social escolar. Este tipo de información es innovadora y valiosa en el contexto escolar, ya que se detectan los estudiantes con mayores dificultades, riesgos o necesidades, y de esta manera entrega oportunidad a variadas y diferentes formas de intervención para que el colegio pueda apoyar a sus estudiantes.
Así mismo, se puede cruzar esta información con el rendimiento académico de los estudiantes, estableciendo relaciones entre los indicadores de cada estudiante y el nivel de aprendizaje que logra en sus evaluaciones.
[1] Esto se puede ver plasmado en la LGE (ley 20.370 de 2009) existe una intención por promover una “formación integral de los alumnos, en sus dimensiones física, afectiva, cognitiva, social, cultural, moral y espiritual” a los niños y jóvenes del país” (art. 19°). Esto se materializa en el currículo a través de los Objetivos de aprendizaje transversales (OAT) y la incorporación en SIMCE de los Indicadores de Desarrollo Social y Personal (IDPS).